miércoles, 12 de septiembre de 2012

Nunca dejen para después lo que pueden guardar ahora (o Paciencia, 2a parte)

Last night, estaba cómoda-y-plácidamente trabajando en el "proyecto del té", justo en una de esas partes tediosas del proceso, las iteraciones: partes repetitivas y rítmicas que a veces resultan imprescindibles en la representación figurativa (y con menor frecuencia en algunos tipos de arte abstracto, por ejemplo en el Op-Art o la Abstracción Geométrica). Especíicamente, estaba dibujando circulitos y elipses para el entramado que dará forma al techo del templo chino:

Las mentadas bolitas después de "repetir la repetición". No son complicadas, pero sí muy tardadas.

Pido una disculpa por aquello de "tediosas", ya que algo que causa desagrado o aburrimiento extremo no debería estar presente cuando uno está haciendo lo que le gusta, pero sinceramente tampoco es la parte más divertida del proceso. A veces uno quisiera correr y crear muchas cosas en lugar de estar repitiendo la misma acción una y otra y otra vez... sí, lo sé: correr es dar una serie de pasos iguales uno tras otro, pero creo que conocen la sensación.

En esto estaba, sintiéndome alumno en la clase de Palitos y Bolitas 1, cuando de repente apreté no sé qué combinación de teclas (no conozco toda la tabla de accesos rápidos en Painter) y salió un cuadro avisándome que se había iniciado un proceso que tenía que ver con el colapsamiento de capas y objetos. La tecla Esc no detuvo el proceso, así que lo más lógico era esperar a que el proceso finalizara para entonces hacer click en "deshacer".

"Y nos dieron las 9, las 10 y las 11, las 12, la 1 y las 2 y las 3..."

Y nada ocurría. Painter se trabó, y luego la máquina también. Una hora de trabajo iterativo a la basura. Pensé que el archivo podría haberse dañado, lo que significaría todo el avance del proyecto perdido en un pestañeo. ¿Que por qué no guardé el avance antes de que se trabara? Bueno, porque guardar implicaba esperar algunos minutos que quise ahorrarme para el final de la serie de "bolitas" y nada, que salió contraproducente.

Afortunadamente el archivo no se dañó, sólo perdí el esfuerzo y el tiempo invertido ayer, pero aprendí una buena lección: Ne jamais remettre à demain ce qu'on peut sauver aujourd'hui: Nunca dejes para mañana lo que puedes guardar hoy.

Hablando de iteraciones, Painter tiene un comando para guardar archivos con nombres iterativos (dibujito.riff, luego dibujito-01.riff, dibujito-02. riff, etc.). Tampoco lo utilicé: error de novato. Si usan Painter, no sean negligentes. Si usan cualquier software para trabajar en procesos largos, no sean tercos. GUARDEN su avance cada que puedan.

Bueno, tampoco exageren, yo suelo hacerlo cuando uso Word o cualquier otro programa que guarde el archivo en un santiamén (ejemplo de Anjesen escribiendo un cuento corto en Word: "Había una vez un conejito gordo. Punto. Guardar. Su nombre era Juanito. Punto. Guardar. Corrección: Su nombre era Rabito. Punto. Guardar..." ¡qué ñoño!) En el caso de Painter, ¿un avance de una hora por 5 minutos de espera para que se guarde el archivo? ...pfff, ¡vaya que lo vale!