viernes, 14 de septiembre de 2012

Noche de avance y estadísticas generales

Los circulitos y elipses han servido como base para trazar las líneas básicas que a su vez se convertirán en los troncos de bambú que dotarán de rigidez y fuerza al techo de la entrada al templo. He añadido algunos grabados en las esquinas de los postes y corregido algunas formas en el techo.

Tiempo aproximado: 1:30 hrs. (más un paquete de minutos que se agregarán a las estadísticas de planeación extemporánea y cuestiones técnicas relacionadas con el manejo de la perspectiva de paraboloides hiperbólicos y otras curvas complejas)

En verde pueden verse las líneas básicas para la construcción del techo. Los arcos en ambas caras del techo son guías para un doblez curvo que hará que el techo no sea plano como las caras de una pirámide, sino curvo en varios sentidos como una hoja de bambú flotando en el viento, o como una manta triangular sostenida por sus puntas y por dos lados.



Aproximadamente una hora y media más tarde, y con algunos ajustes de posición y perspectiva (lo cual resultó mucho más tardado de lo que pensaba, con múltiples gestos de manos y cara y largos minutos de cavilación con la cabeza ladeada -al parecer tengo síndrome del carlino atento-), las líneas de boceto ya tienen volumen y comienzan a convertirse en los tubos-bambú-wanna-be. Sé que aún hay algunos detalles por arreglar respecto a la proporción y perspectiva, pero las curvas del techo y ya parecen más convincentes.

En los paneles centrales pueden leerse los caracteres simplificados chinos para las palabras "Equilibrio/Pínghéng" (colocado hacia el frente del templo) y "Calma/Pingjìng" (en el costado de la entrada al templo)


Tiempo neto total transcurrido desde el comienzo del proyecto hasta esta etapa del proceso: 31 horas.
Tiempo real transcurrido: unas cuantas semanas: entre 1 y 5 horas casi-diarias, trabajando sólo por las noches de lunes a viernes... después de la otra chamba de tiempo completo, las horas extras de pendientes urgentes eventuales derivados de trámites especiales y retrasos, el ejercicio físico y mi altamente desestresante hora de práctica de bajo eléctrico.

...¡qué rico es tener de nuevo todo el día ocupado, el cuerpo se siente más vivo y el ánimo aumenta! (lo siento, mis relaciones sociales siempre han sido un asco, por favor no se sientan ignorados)