miércoles, 22 de agosto de 2012

"Té-chai Tai-chi" y una nueva vida en proceso.

Esta entrada marca el inicio de una nueva etapa en mi vida: abrazo con fuerza los pinceles digitales con miras a lograr lo que parecía impronunciable hace sólo algunos meses: Dedicarme (así con mayúscula) al arte y vivir de ello.

El primer paso no es tan difícil -dice la abuela- si te lo tomas con calma, planeas las cosas y te dispones de buenas a trabajar duro. Así que he decidido respirar hondo y servirme una taza de té de hojas de equilibrio, endulzada con algo de disciplina y buen humor. ¿Qué mejor forma de comenzar el viaje que con un proyecto personal inspirado, dedicado y servido por las manos de mi mejor relajante?

Les ofrezco un previo del proyecto que me desvela en estos momentos. Se titula "Té-chai Tai-chi" y pretende mostrar con humor que con equilibrio, paz, disciplina y ánimo se pueden atrapar los sueños y ponerlos al servicio de una meta real. Gracias especiales a mi Don Alberto Santos por el apoyo incondicional, el ánimo, la sabiduría y la inspiración (adivinen quién es el modelo).


Gracias a todos por acompañarme en esta nueva ruta.