sábado, 25 de agosto de 2012

¡El lienzo no cabe en el taller!, o Tunéame la compu

     ¿Qué pasa cuando no puedes meter un lienzo nuevo a tu estudio? Fácil: agrandas el estudio. Mudarte temporalmente de taller queda descartado porque... ¡pues porque no!, porque eres un artista, porque no estarías en tu espacio y el estrés de pensar en que la experiencia pueda repetirse en otra ocasión posterior te haría darte de topes en la pared. Por eso y porque no es tan fácil mudarse de estudio cuando recién inicias.

Bien, la cuestión viene a esto: mi archivito extensión RIFF (Corel Painter) de 50 x 50 cm a 300 puntos por pulgada iba tan bien... hasta que me di cuenta de que necesitaba un lienzo más grande porque el proyecto estaba flojo sin un fondo y le hacían falta otros elementos. ¿Qué tal unos 120 x 85 cm, a la misma resolución? Ni modo que le bajes la calidad a la imagen a medio proyecto y sacrifiques un chorro de pixeles y detalle así nomás a lo guaje, pos no. Ok, entonces te vas al menú Canvas>Redimension canvas, le das las dimensiones nuevas y ¡Voilá!

¿Voilá? ...en este caso particular y por si no sabes francés, Voilá significa literalmente "No se puede trabajar con tu cochino archivo, no tienes suficiente espacio, se te acabó la RAM, la capacidad de acceso a archivos grandes con un programa que de por sí ocupa muchos recursos del sistema en tu laptop-abuelita-del-año-del-caldo apeeestaaa, o sea Hello! that's out-of-the-question! ¿Qué no estás viendo que a duras penas puedes tener abiertos el explorador de archivos de Windows y el Painter al mismo tiempo?"

[Coraje marca diablo; te contienes para no aventar la compu contra la pared. Das vueltas en tu silla favorita hasta hacer un hoyo, prometes no volver a quejarte porque el perro tiene un hoyo en su sillón favorito... y de pronto se te prende el foco: a falta de presupuesto para comprar otra compu de ultimísimma generación, decides averiguar si se le puede aumentar un poco la memoria RAM a la que ya tienes -no sin antes morderte las uñas y hacer chonguitos, pues recuerdas que antes de comprarla ya le habían aumentado la memoria original en una ocasión-]

Menú inicio>click derecho en "Mi PC">propiedades (claro, utilizo el exquisito Windows XP -¿qué parte de laptop-abuelita-del-año-del-caldo no quedó clara?... es un modelo 2005 y ya saben, dicen por ahí que eso en años computadora serían como 85 años).

Resultados: Procesador Intel Pentium M a 1.50 Ghz con 512MB en RAM y 60GB en disco duro. ¡¡¡512 Megas... Pfff!!! (y utilizo Painter X)

¡Oh todopoderoso Google, dame las respuestas a mis pesares! Los dedos vuelan sobre el teclado, un par de clicks y ahora sí, ¡Voilá!: Hay algunas páginas que escanean de manera gratuita tu máquina para averiguar el estado actual y recomendarte las mejoras de memoria posibles y deseables para tu modelo de computadora. Si conoces bien el modelo de tu máquina, te permiten hacer una tradicional búsqueda a mano. Les comparto el enlace a una de ellas (ya investigué: es segura y confiable): www.crucial.com

Resultado: mi sistema permite un máximo de 2GB en RAM, dividida en dos módulos de 1GB (eso es el cuádruple de lo que tenía instalado). La página en cuestión te indica las especificaciones de las memorias que son compatibles, e incluso tiene videos en los que puedes aprender a cambiar la RAM tú mismo (cosa de niños, fuera de guasa).

Afortunadamente la mayoría de las ciudades tienen una Plaza de la Computación... basta recorrer unos cuantos pasillos hasta encontrar las memorias correctas y listo. En mi caso: 2 x DDR2 SDRAM @800Mhz de 1GB = $660 pesos mexicanos (artículo nuevo y con garantía).

De regreso en casa, la instalación fue todo un éxito y el problema quedó resuelto en aproximadamente 10 minutos. Ahora mi archivo tiene el tamaño que necesito y puedo trabajar con él bastante bien. La máquina sigue siendo lenta para algunas cosas cuando trabajo en Painter, pero puedo trabajar con cierta comodidad y tener abiertos al mismo tiempo Painter, PhotoPaint, Firefox, un par de PDFs y el explorador de Windows sin problema alguno. Se pinta bien, se borra bien, se hace y se deshace a voluntad. No he probado con acuarelas ni pinceles muy especializados, pero con lo que yo uso no he tenido problemas visibles de rendimiento. Puedo mover el lienzo con mucha más facilidad y casi sin retrasos (lags) a pesar de que estoy utilizando un archivo mayor. Nada de bloqueos de sistema ni mensajes de error hasta el momento. La cosa va un poco lenta al momento de copiar, pegar, mover, agrupar o colapsar capas (tiempo suficiente para beber un traguito de agua o ir a desecharla), y el tiempo que tarda en guardar el archivo actual es de unos increíbles y larguísimos 5 minutos y medio. De no poder abrir el archivo a esperar 5 minutillos cada vez que guardo mi avance, créanme que me hace sentir en la gloria.

Algún día compraré una Mac...

Por ahora, les dejo algunas líneas de boceto para el resto de la pintura:

Rui-Shi o leones chinos. El macho tiene un orbe bajo la pata y la hembra una cría, y siempre se colocan como guardianes en la entrada de los templos. Aún no encuentro la mezcla perfecta entre leones y pugs (ya que esa es la idea en este caso).